Incluye dotar de arbolado la parte alta de la avenida, concretamente en el tramo que discurre entre las calles Urano y San Antonio, y que también incluyen la reposición del pavimento.

Esta actuación tiene un coste de alrededor de 52.000 euros y se está realizando con cargo al presupuesto del área de Comercio, que incrementó su dotación a través de una enmienda del grupo municipal Ciudadanos (C’s) a las cuentas del ejercicio 2016, y a petición de la Asociación Independiente de Comerciantes de Benidorm (AICO).

Los concejales de Comercio y Obras, Ana Pellicer y José Ramón González de Zárate, han explicado que “se va a implantar la red de riego y alumbrado vial, y se van a retirar las actuales pilonas colocadas en las aceras para sustituirlas por otras nuevas”.

Concretamente, las nuevas pilonas se intercalarán con el arbolado, que será similar al colocado en la calle El Pino, “para impedir el aparcamiento de coches sobre la acera”.
Por lo que respecta a la reposición del pavimento, se va a realizar con baldosa de hormigón antideslizante.

Ambos concejales visitaron este viernes el comienzo de la obra para conocer los detalles de la misma acompañados del edil de C’s Eugenio García; del presidente de AICO, Raúl Parra; así como de varios técnicos municipales y los responsables de la empresa que está ejecutando los trabajos.

Pellicer ha indicado que “con esta actuación iniciamos la mejora de la imagen de una calle que siempre ha tenido vocación comercial y de la que queremos que sea aun más polo de atracción de consumidores no sólo de Benidorm, sino también de visitantes y de vecinos de otros puntos de la comarca”.

La obra terminará antes de que
finalice el año