La ocupación hotelera de Benidorm durante esta quincena ha sido del 67,5% lo que supone un crecimiento de 2,6 puntos respecto al año pasado, por lo que se mantiene la tendencia creciente en uno de los periodos más bajos de ocupación del año.
El número de pernoctaciones hoteleras registradas ha subido de forma importante, ya que la planta abierta en este periodo es sensiblemente superior a la del año pasado (37.000 camas frente a 31.000 en 2015).

La distribución por mercados de origen es la siguiente:
España 52,7%
Reino Unido 38,0%
Bélgica 5,5%
Holanda 2,3%
Rusia/PP. Este 0,4%
Francia 0,3%
PP. Nórdicos 0,3%
Alemania 0,2%

 

Por categorías, la ocupación hotelera se ha dividido en:
Hoteles 4 **** 62,4%
Hoteles 3 ***   70,1%
Hoteles 2 **     87,8%

La previsión de ocupación de la segunda quincena de diciembre supera ya el 74% de media a la espera de las reservas de última hora de las fiestas navideñas.

Las perspectivas para la Navidad son también positivas con el “escenario internacional de vientos favorables que soplan” y la punta de ocupación se producirá durante el fin de semana del 31 de diciembre. El hecho de que Nochevieja coincida con fin de semana (sábado y domingo) al que no se sumará ningún día festivo adicional no favorece las reservas más amplias por lo que es posible que en este periodo se registren estancias más cortas que las habitualmente se producen.